6 meses de Pequeños Grandes Mundos

La noche del 18 de mayo de 2013, se me ocurrió la idea. Estaba esperando un bondi y me invadió de golpe. No fue de a poco, como se me está poniendo blanca la barba. No, esto fue rápido, como zarpazo de tigre astuto. No sabía, realmente no sabía como podía concretarla. No tenía los recursos necesarios, no sabía ni por donde empezar a organizar, no nada. Pero cuando subí a ese bondi, ya sabía que lo haría. La certeza se apoderó intensamente de mi, quizás como nunca antes. Confié. Confié y trabajé mucho. Cada día, durante muchos meses. Lo deseé como loco. Amé profundamente este proyecto, desde el principio. Agarré el mapa y me dije,

“Bueno pibe, si la hacemos, la hacemos bien ¿a dónde querés ir?. Ya la pasaste para el orto, ahora que sea puro disfrute”.

 

Y le puse un nombre. Y traté de imaginar que me hubiera gustado recibir a mi cuando chico. Y pensé cada taller y la cadena de regalos. Por suerte, recibí mucha ayuda, desde los más míos, hasta gente q no vi en mi vida, se subió al tren para que se pudiera concretar el sueño.

No era fácil irme tampoco. La estaba pasando muy bien, justo Nano había tenido a Manu, tenía laburo, mis clases en la facu, mis amadores, mis amigos, mis alumnos, pakapaka… pero sentía que tenía que hacer esto.

Hace 6 meses que me despedí de Tai y salí de casa.Y esto vengo haciendo hace 6 meses, cada día. Y no para de crecer. Y haré un libro, gordo, gigante, repleto de los sueños de los chicos. Y Palermo Films , haremos una peli. Un documental para poder compartir todo esto con el mundo. Con los chicos de cada comunidad adonde voy. Y a muchas otras. Y algún día, mis hijos también la verán. Y ya lloro ahora, no me puedo imaginar lo que será entonces. Todavía falta mucho por delante, cada día es una aventura y algo por conocer y aprender. Pero voy a volver. Voy a regresar a casa y voy a hacer un asado gigante con todos los que quiero. Y Tai comerá todos los huesos, uno por uno. Y voy a hacer Pequeños Grandes Mundos por todo mi país. Argentina, de punta punta. Y voy a hacer una ONG para seguir haciendo más cosas de estas. Y voy a seguir dibujando. Y quiero pintar. Y escribir. Y tener hijos con la piba esta, mEy, que la amo groso.
Por todo esto y todo lo que vendrá, levanto mi mate (porque al fin, tengo mate) para brindar con cada uno, por esta felicidat y of cors, por Pequeños Grandes Mundos.
Abrazo gigantísimo,
Ivanke