Planing Africa, Planeando África

Ok, I still have lots of places to visit and lots of kids to meet in Asia. Regardless, the wheels are in motion and
we are getting in touch with people in Africa.  For example, I´m dreaming about visiting the Maasai Mara in Kenya.
If you have some info to share on Mozambique, Tanzania, Kenya, Ethiopia or Morocco,
I would greatly appreciate it! Thanks a million! 

Ok, todavía me falta dibujar y conocer muchíiisimos chicos de Asia, pero ya estamos trabajando con los contactos de África y por ejemplo,
sueño con conocer a los Masais, en Kenia. Si alguien tiene alguna info de Mozambique, Tanzania, Kenia, Etiopía o Marruecos,
¡será muy bienvenida! Mil gracias.

piazzolla en japon

THE TRUMAN SHOW… pero de verdat.

Estás haciendo el proyecto que soñaste. Llegaste hasta el otro lado del mundo y te reciben de mil maravillas. Recién saliste de dar un taller en una escuela donde todo salió increíble. Aún sin poder creer del todo lo que está pasando, recorrés un parque muy japonés, muy de otoño, muy lleno de árboles amarillos, rojos, naranjas y verdes. Te comprás un helado e inspirás hondo, enamoradísimo y deseando que salga todo bien para pronto reencontrarte con esa chica que te rompe la cabeza. Y ahí, justo ahí, de pronto escuchás una música familiar… a miles de kilómetros, en el medio de ese lugar inmenso… una melodía que te atraviesa de par en par. Caminás medio zombi, creyendo que es una cámara oculta pero no… es la vida misma. Hay una parejita divina, tocando Adiós Nonino, de Piazzolla.
No lo cuento en primera persona porque aún me parece joda, pero si… me pasó a mi, ayer.

ME CAIGO DE CULO, TOMA 34

Romina vive en Japón hace como 20 años pero sigue escuchando la radio argentina. Por allí se enteró de Pequeños Grandes Mundos cuando aún ni había arrancado el viaje. Se copó y empezó a seguir toda esta locura a través de las fotos, los videos, las cosas que voy contando. Ayer me escribió para preguntarme en que podía ayudar y la invité a sumarse al taller de hoy. Fue la mejor traductora del mundo, una ayuda increíble para que todo salga genial. Después, obviamente, llegó el turno de ir a comer y charlar como si nos conociéramos de toda la vida, creo una virtud que
solemos tenemos los latinos. En fin, pasan estas cosas y por suerte, aún me sigo sorprendiendo. Gracias, gracias, gracias.